Las catrinas son un estandarte de México que nos afirman que nuestras tradiciones en cada uno de nuestros pueblos son místicas y divertidas. Al estar relacionadas con la muerte, viajeros de otros países han llegado a sentirse abrumados.

 

Pero eso es parte del pasado, la mayoría de los viajeros encuentran las tradiciones del día de muertos, además de interesantes, fascinantes por su misticismo y colorido.

 

Así es, la muerte para nosotros los mexicanos en este plano la entendemos como una transición, y por lo tanto, las almas siguen felices en el más allá. La forma en cómo la vemos es tan natural que a veces hasta nos reímos de ella.

 

Capula, Pueblo de Catrinas

 

No podemos omitir hacer un viaje por Michoacán para conocer las tradiciones de día de muertos, sencillamente es el estado que mejor las representa y para ello existen varias poblaciones como Capula, un pueblo alfarero muy cercano a Morelia.

 

La villa se ha dedicado a lo largo de su historia al manejo del barro como la alfarería punteada y la loza tradicional con el acabado llamado capulineado, pero también por décadas sus pobladores optaron por elaborar las famosas Catrinas.

 

En tu llegada a Capula serás bienvenido por este enigmático personaje de forma monumental, esa catrina que se hizo famosa por el mural de Diego Rivera “Un Sueño en la tarde dominical en la Alameda Central”.

 

Entonces…

¿Quién era la Catrina?

Todos sabemos que el verdadero creador de la catrina fue José Guadalupe Posada, el ilustrador aguascalentense quien en sus textos y caricaturas expuestos en los diarios nacionales, personificaba a la clase alta con las calaveras garbanceras.

 

Según Posada, la catrina surge como burla a los indígenas que aparentaban riqueza, pretendían un estilo de vida europea y ocultaban sus raíces indígenas; ellos y ellas eran conocidos como los “vendedores de garbanzos” 

 

Diego Rivera tomó esta fascinación por el personaje de “la Catrina” lo expuso en sus sueños en el maravilloso mural y lo demás es historia, hoy todos sabemos que este personaje representa a la muerte de una forma elegante.

 

Es así como el afamado escultor Juan Torres, hizo de Capula el hogar de La Garbancera, creando una enorme escultura de barro y mosaico con su atuendo representativo y elegante.

 

¿Cómo es Capula, pueblo de Catrinas?

 

Un pueblito hechizante que tiene imperfecciones por ser hecho a mano, sus calles empedradas y las casas de adobe pintadas de blanco con techos de teja roja, lo transforman en un escenario fotográfico por las mañanas justo cuando se envuelve de bruma.

 

El lugar cuenta con un templo principal encantador a la vista (de Santiago Apóstol), talleres de barro, un mercado artesanal, una calle principal donde se ubican varias tiendas de arte mexicano, comercios y lugares para comer.

 

Aquí es donde el trabajo de sus artesanos nos enamora a primera vista: tazas, vajillas, jarrones, entre muchos otros objetos para tu casa, cocina, oficina o jardín todo con una calidad digna de museo de arte.

 

Catrinas para todos los gustos

Casi por instinto llegarás a la zona de los talleres de barro y sin darte cuenta te encontrarás rodeado de hermosas figuras con sombrero de ala ancha adornadas con flores, encajes y una serpiente emplumada a modo de rebozo ¡Son la catrinas!

 

Cada una de ellas es pieza única con una elaboración de hasta dos meses, lista para que te la lleves a una vitrina, repisa, o buró; Ella posará de una forma elegante en cualquier lugar que desees ponerla.

 

Las formas de las catrinas son muchas y muy coloridas, hay vestidas de trajes regionales, novias, Fridas, y hasta charras; sus atuendos están llenos de detalles y hay de varios tamaños, seguramente habrá una especialmente hecha para ti.

 

El ingenio de los artistas es ilimitado, querrás llevarte más de una de ellas; también hay catrines, perritos y otros huesudos personajes. 

 

Recuerda que puedes probar deliciosos platillos como el tatemado, las corundas, el pozole molido y unos deliciosos tlacoyos con nopales o quelites.

 

¡Hay una feria de Catrinas!

 

Por si no lo sabías en la última semana de octubre se celebra la feria de la Catrina en las calles principales de Capula, Michoacán, un evento en donde más de 60 artesanos exhiben sus mejores y más hermosos trabajos de barro policromado.

 

Si lo piensas bien esté viaje que mereces será toda una experiencia cultural en donde el arte mexicano sabe plasmar perfectamente la muerte de forma única y Elegante.